Noticias La Estrella Tv

Monumento inaugurado – El Diario


n Geross
A lo bien. Como Dios manda. Como lo exige la justicia. Como debió haber sido. Así fue la presentación en sociedad de esta espectacular obra escultórica de gran formato, que el departamento de Antioquia le quiso regalar a Colombia, ubicada en la Alpujarra en Medellín, para honrar la memoria de todos los inocentes que murieron en el fatídico asalto al Palacio de Justicia hace tantos años. Un trabajo concienzudo, bien elaborado, pensado en la paz tan añorada por todos los colombianos de buena fe y deseosos de tranquilidad en este territorio tan bello que ha dado hombres y mujeres muy valiosas para bien de la humanidad.
En la ceremonia, a la que asistió el Gobernador de Antioquia y una serie de personalidades de todos los órdenes de ese bello departamento, y que acompañaron al Maestro Pedro Pablo Murillo, extraordinario escultor, se estableció como principio que los colombianos no deseamos jamás acontecimientos de ésta índole, que en algún momento quieran perturbar la calma tan necesaria para vivir en un mundo mucho mejor.
Desde estas tierras, felicitamos al Maestro Pedro Pablo Murillo por tan enorme trabajo y a los gobernantes de ese bello departamento que, con el arte, ayudan a enseñarle a sus habitantes y coterráneos que Colombia ama la paz.
Un amigo, el señor Jorge Machado, habitual lector de nuestras páginas literarias, luego de la publicación sobre la instalación de este monumento nos escribió:
“Todos los disparos que acabaron con la vida de los Magistrados, los auxiliares. Los civiles y los guerrilleros salieron de armas del ejército. Eso quiere decir que los guerrilleros no dieron muerte ni a magistrados ni a civiles. Los asesinos fueron los militares. No se sabe por qué razón los militares mataron afuera del palacio a dos magistrados qué salieron vivos. Slmsrsles, abogado y militante del M-19, salió vivo haciendo la V de la victoria, sentado en una camilla, pero fue asesinado en la Casa del Florero. Iguales suertes siguieron tres guerrilleras y dos empleadas de la cafetería. El Presidente Belisario Betancourt permaneció preso por dos días, retenido por militares y no lo dejaron qué contestara al Magistrado Presidente de la Corte Suprema de Justicia qué rogaba por un cese al fuego. Eduardo Umaña Mendoza, presidente del colectivo José Alvear Restrepo se dedicó a investigar todos los aspectos qué los militares ocultaron y sus registros condujeron a su muerte en su oficina por tres militares qué se anunciaron como periodistas y utilizaron pistolas con silenciador. Los militantes del Movimiento 19 de abril cometieron un error que fue creer que LA JUSTICIA merece respeto de los militares, de las Fuerzas Oficiales. Si hubieran tomado como rehenes a los congresistas no hubiera habido la masacre que ocasionó la toma del Palacio. Recordemos que los grados desde coroneles hasta el máximo general son responsabilidad del Congreso”.

“Slogans” que motivan para ver una película

Germán A. Ossa E.
Somos un grupo de amigos que nos inventamos un “chat” para estar unidos por el celular con el cine como pretexto para justificarlo. Nació media hora después de haberse terminado el 24 Encuentro Nacional de Críticos y Periodistas de Cine, en agosto pasado, luego de una muy bella tertulia que tuvimos en el lobby del Hotel del Café, nuestra sede habitual de hospedaje de los invitados nacionales e internacionales que vienen cada año para llenar de fantasía cinematográfica el cielo de Pereira, en su cumpleaños, y a decir verdad, hasta ahora, aunque le hemos revuelto cosas diferentes, (Chistes, aunque flojos, imágenes curiosas, pensamientos de famosos, frases románticas e inspiradoras, mensajes subliminales, críticas tiernas, indirectas y satiriconas, etc, moderadamente como lo exigen las reglas), nos ha servido para mantener viva la emoción que nos procura la amistad que emerge de este evento, que es una muestra clara de ese amor que nace cuando se comparten las pasiones por un tema, el deseo de crecer alrededor de un mismo arte y el ánimo de apretar los corazones de otros con el propio, durante un puñado de días en una amplia reunión, a causa de infinidad de sueños que nacen en sitios diferentes y distantes, que es donde llevan sus vidas los que pertenecemos a dicho grupo que con el tiempo parece, se va a convertir en una peligrosa Organización Cultural.
Esta introducción es necesaria, para justificar el tema que nos convoca a redactar este texto en honor al CINE, pues por culpa de una imagen (que es uno de los tantos bellos afiches de películas que posee en su colección nuestro cinéfilo barranquillero Gonzalo Restrepo) que nos llegara hace poco, y que lleva en su interior una estupenda frase, y que me hizo recordar una página de cine hecha hace ya muchos años por el espectacular crítico de cine antioqueño, el Padre Luis Alberto Álvarez, donde en una de las partes de la misma, cita a un lector de barrio que le propone publicar las frases que él estaría en capacidad de regalarle al preparado cinéfilo Álvarez, para que, si las ha de necesitar, las use como subtítulos de las películas a las cuales le haría sus sesudas e inteligentes críticas. Acompañaba su misiva, una pequeña colección de ellas que obviamente, y lo recuerdo muy bien, nos produjeron risas de inmediato.
La película que pone Restrepo es “LUNA” Una fábula siciliana, escrita y dirigida por Fabio Grassadona y Antonio Piazza, y debajo de la bella imagen del flayer, la contundente frase: “Si sueñas con algo, significa que existe”, de la que me apropié para fusilar un micro cuento que dijo: Si sueñas con alguien, significa que existe. Que, de golpe, les gustó a algunos de los participantes del chat, que, entre otras cosas con ello, manifiestan su grata amistad y apoyo para con este cineísta y servidor.
Hace un tiempo, un crítico de cine de la Revista española “Fotogramas”, habló de las frases utilizadas por los Estudios (Las Casas fabricadoras de películas) para promocionar sus cintas, quien puso como ejemplo dos películas ibéricas, cuyas frases utilizadas le llamaron poderosamente la atención.
Una era ‘Bosque de sombras’, que utilizaba la siguiente frase en los posters que ponían en los periódicos: “Un thriller seco, nervioso y con muchas secuencias para el recuerdo”. Esta frase pertenecía a una tal Desirée de Fez de Rockdelux. La revista existe, pero el problema es que está especializada en música, lo cual tira por la borda cualquier credibilidad, y en vez de ayudar, perjudica. ¿No le habría valido más a la agencia publicitaria haber esperado a lo que hubiese comentado el redactor Nacho Vigalando, que es más conocido que la tal Desireé, sobre la película? ¿O sin duda, alguno de los comentarios de otros buenos “bloggers” sobre la misma? Puestos a escoger, ¿qué tendría eso de malo?
Mientras que en este caso es una decisión discutible, que no engaña al espectador, lo empleado por ‘Lola, la película’, sí es muy discutible. La frase que utilizan en la publicidad es la siguiente: “No se la pierdan”, del New York Times. Y es cierto que eso lo publicó el New York Times, pero hace ya 50 años, cuando la misma Lola Flores representó su espectáculo en New York.
Lo que escribió el crítico del famoso periódico, “ni baila como una gran bailadora, ni canta como una gran cantaora, pero no se la pierdan”, no tiene ninguna relación con la película. Es decir, aunque no engañen, están jugando con el espectador, ocultando la verdad.
¿Atraerá la frase lo suficiente para que la gente vaya a ver la película? Uno lo desconoce. Pero lo cierto es que su uso provoca que uno lo piense para ir a verla. Ese es el problema de ser engañado por la publicidad.
¿A qué le apunta todo esto? Pues muy sencillo, a que, si se ha de poner un remoquete a algo que valga la pena, debe usarse un remoquete inteligente que también valga la pena, pues es muy probable que, usando uno fofo o inadecuado, en lugar de beneficiar ese producto, en este caso una película de estreno, muy probablemente será peor la cosa, pues en unos casos, de entrada el espectador fino e inteligente, descartará sus ánimos para verla y en el contrario, los espectadores que se animen a ver la cinta propuesta y descubran que lo visto no corresponde a “una realidad”, lo más seguro es que despreciarán por siempre a los responsables de todo, de los realizadores, de sus productores y de los encargados de la venta del filme, pues se convertirán en sus enemigos por siempre.
El espectador aprende a ser bueno, inteligente, preparado, creativo, vivo, pícaro, suspicaz, adelantado y hasta crítico, únicamente, viendo mucho cine, y lo mejor, viendo mucho buen cine, y este, se promociona solo.



Source link