Millones de trabajadores latinoamericanos ya cobraron o están a la espera de recibir la prima navideña, en Colombia conocido como la prima de Navidad, un honorario adicional que está contemplado en las legislaciones laborales de muchos países y que en esta época representa un «salvavidas» para los ingresos familiares en un año que ha sido especialmente duro a causa de la inflación.

(Puede leer también: Hueco fiscal por subsidiar los combustibles en Colombia bajará en $ 4 billones)

En Brasil, cerca de 85,5 millones de trabajadores van a recibir la paga extra, entre empleados formales, funcionarios y pensionados, según el Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos.

Esa cifra incluye a cerca de 52 millones de asalariados, que representan el 52 % del total de la mano de obra (unos 96,5 millones de trabajadores) en un país donde el salario medio es de 2.672 reales (unos 503 dólares).

El aguinaldo de un salario mensual, que inyectará a la economía brasileña unos 249.800 millones de reales (47.000 millones de dólares), se puede pagar ede una sola vez o en dos cuotas: la primera hasta el 30 de noviembre y la segunda hasta el 20 de diciembre.

Una obligación dos veces al año

En Argentina, el aguinaldo es una obligación legal que se abona dos veces, a mitad y a fin de año. Equivale a la mitad del salario más alto que cobró el trabajador en el último semestre y lo reciben los asalariados de los sectores público y privado, además de los jubilados.

Como referencia, según los más recientes datos oficiales disponibles, el promedio de los salarios del sector privado fue en septiembre pasado de 179.925 pesos (999 dólares al tipo de cambio oficial y 538 dólares al tipo de cambio financiero).

El Gobierno dispuso para este fin de año el pago de un bono extraordinario que beneficia a cuatro millones de trabajadoras formales y a 1,3 millones de personas titulares del Potenciar Trabajo, un subsidio pagado por el Estado, medida adoptada por la elevada inflación del 92,4 % interanual en diciembre.

En el caso de los trabajadores formales, el bono será de 24.000 pesos (133 dólares al tipo de cambio oficial y 72 dólares al tipo de cambio financiero) y lo cobrarán quienes reciben hasta un salario equivalente a tres salarios mínimos.

Para los beneficiarios del plan social, el bono será de 13.500 pesos (75 dólares al tipo de cambio oficial y 40 dólares al tipo de cambio financiero) y se pagará en dos cuotas.

De acuerdo con la Unión Industrial Argentina, la principal patronal, en el marco de las negociaciones paritarias para enfrentar la inflación se acordaron bonos y otras formas adicionales de compensación que ahora se superponen con la norma dispuesta por el Gobierno, lo cual genera «dificultades en la industria, cuyas realidades sectoriales y regionales son heterogéneas».

En México, el aguinaldo navideño es de carácter obligatorio y las empresas deben pagarlo antes del 20 de diciembre. Para los empleados del sector privado corresponden al menos quince días de salario si trabajaron el año completo.

Quienes no hayan cumplido íntegramente un año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tienen derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, mientras que a los empleados del Estado les corresponde al menos cuarenta días de salario por cada año de servicio.

Aguinaldo en medio de crisis política

En Perú, 4,5 millones de trabajadores formales, de un total de 17 millones de población ocupada, reciben una gratificación laboral, si están en el sector privado, o un aguinaldo, si pertenecen al sector público.

El problema es que un 80 % de la población ocupada trabaja en la informalidad y no goza de estas gratificaciones.

Los pagos se entregan dos veces al año, uno de ellos en Navidad, y equivalen a la cuantía del sueldo, más el aporte de asignación familiar y el porcentaje que corresponde por seguro social de salud.

En el caso de los trabajadores de las pequeñas empresas y los practicantes, la gratificación corresponde a la mitad de sus sueldos. En todos los casos, los empleados deben contar con un mínimo de tres meses en el puesto de trabajo para acceder al beneficio.

Para los trabajadores del sector público, el Estado aprueba anualmente un aguinaldo que este año asciende a 300 soles (unos 78 dólares) por trabajador. Sin embargo, la actual presidenta, Dina Boluarte, anunció que el aguinaldo subirá a 500 soles (130 dólares), para que los trabajadores «pasen bien» la Navidad.

«Vamos a dar un aguinaldo mayor a los trescientos soles que se daba toda la vida. Quinientos soles vamos a dar de aguinaldo a la población peruana, a los que están dentro de las planillas y reciben su aguinaldo en cada Navidad», anunció Boluarte al término de una semana de violentas manifestaciones de protesta por su designación como jefa del Estado en reemplazo de Pedro Castillo.

Pagos extras en Colombia y Chile

En Colombia, unos diez millones de empleados de los sectores público y privado deben recibir una «prima de servicio legal», que corresponde a treinta días de salario por cada año trabajado o su parte proporcional, si es que el tiempo trabajado es inferior a un año.

Esta prima se abona en dos pagos: la mitad el 30 de junio y la otra mitad a más tardar el 20 de diciembre.

La legislación colombiana enfatiza que todo trabajador tiene derecho a esta prima, incluidos los del hogar, que realizan tareas como aseo, cocina, lavado y planchado o jardineros, cuidadores de fincas, conductores y niñeras.

El impago de esta prestación social genera multas de un día de salario por cada día de mora.

Mientras tanto, en Chile el aguinaldo está regulado por ley para funcionarios y pensionistas. Para este año se estableció en 63.062 pesos (unos 67 dólares) cuando la remuneración líquida de noviembre de 2022 fue igual o inferior a 943.703 pesos (unos 960 dólares) y de 33.358 pesos (unos 37 dólares) para las remuneraciones que superaron esa cifra pero no sobrepasaron los 3.125.052 pesos (3.131 dólares).

A partir de ahí, las empresas han adquirido la costumbre -que no obligación legal- de gratificar a sus trabajadores con motivo de la Navidad.

Algunas lo hacen con dinero y otras prefieren endulzar las fiestas con una cesta de productos u otro tipo de regalos. Según los expertos, este año serán menos las empresas que lo hagan, y las que lo realicen, optarán por gratificaciones más modestas, debido al difícil contexto económico, la inflación disparada y las deudas de consumo.

Serán también mayoría quienes no lo reciban, debido a que cada vez son más las personas que trabajan por cuenta propia o en el sector informal.

EFE



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *